Varios

RENÉ DE COUPAUD. TODO MÚSICA EN SU CORAZÓN. SU CORAZÓN EN LA MÚSICA

RENÉ
René de Coupaud

 

No recuerdo cuando me encontré con René por primera vez.

René de Coupaud es una de esas personas que desde que llegaron ya venían con actitud de quedarse.

Como un padre, como un sabio profesor, como un entrañable amigo. Estaba aquí, en el corazón. Y no recuerdo desde cuándo y cuánto y cómo ha influido en mi vida.

Sé por qué. Por ser cómo era. Honesto. Humilde. Divertido. Generoso. TODO CORAZÓN.

René de Coupaud murió con 65 años – casi recién jubilado, de un infarto ,– su segundo y definitivo infarto-. A lo largo de su vida, siempre alrededor de la música, hubo varias etapas, que incluyen su paso por la Orquesta Alcatraz, o antes Los Canarios; o de organista en la San Juan del Real de Oviedo, o  como productor y técnico de sonido en el estudio de Grabación Eolo, en la dirección del Taller de Músicos de Gijón. Muchos y muy variados músicos (folk, pop, rock, clásica, electroacústica) han compartido sus  enseñanzas, sus arreglos, sus grabaciones. Su profesionalidad y respeto a su profesión de músico.

En Gijón promovió los Talleres de músicos, donde muchos músicos han practicado, crecido y abierto su mirada y sus oídos en y hacia la música.

En el Instituto Música, Arte y Proceso, desde donde escribo, René ha trabajado como compañero y como profesor dando forma a los contenidos a desarrollar en el área de música, últimamente enseñando herramientas informáticas valiosas para ser utilizadas en musicoterapia –  creando ambientes sonoros, bases sonoras y nuevos instrumentos, etc- .

Patxi del Campo, Fernando Palacios y René de Coupaud han pasado muchas horas de grabación dando perfecta sonoridad a muchos de los cuentos de la colección La Mota de Polvo.

Personalmente, guardo muchas fotos sonoras con René: improvisando al piano con mi hija, haciéndole fácil lo difícil; escuchando y analizando conmigo piezas de los programas GIM; tocando, en mi boda, cuando ya no quedaban discos que poner; preparando coreografías en las reuniones del Claustro; poniendo notas a las sintonías de los teléfonos; y tantas otras. Con René, Miguel Fernández y Patxi del Campo conocí los paisajes sonoros. Y a Murray Schafer, a Violeta Hemsy de Gainza, a los hermanos Tapico…

Cuántas horas disfrutando de la buena música, del buen vino, de los buenos quesos…

Aún tenemos en casa los caramelos de mantequilla franceses que compramos, para él, en Toulouse.

Los paladearemos por ti, amigo.

René murió a los 65 años, el día 10 de Febrero de 2018

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s