Varios

Kepa Murua & Tasio Miranda – Poemas y Canciones

El martes 16 de Octubre de 2007 estuvimos con Kepa Murua en la presentación de su último libro Poemas y Canciones.

Éste trabajo se diferencia de los anteriores porque en él puesta por primera vez por la unión de la música y la palabra, dos estilos diferentes de composición que se unen para crecer el uno con y a través del otro.
Para la publicación de este título contó con AgrupArte Producciones, empresa dedicada a la publicación de este tipo de materiales desde 1985.

078D3ALA002_1

 

En la presentación Kepa Murua detalló cómo vivió él la producción de este nuevo trabajo:

Finalmente pudimos grabar a mediados de septiembre la música de Poemas y canciones en los estudios Sonora de Vitoria-Gasteiz y ahora, después de un año, podemos ver publicado, gracias a la confianza de Agruparte, este trabajo que recoge mi poesía y la música de Tasio Miranda, a quien ha acompañado en la producción el músico Ricardo Urrutia.
Lo que al principio fue un juego, un sueño, o una casualidad, ha terminado convirtiéndose en un libro-disco, donde se juntan la poesía con la música, pero también con la fotografía, esta vez de la mano de otro artista vitoriano como es Javier Berasaluce, quien ha recreado la imagen de los poemas entresacados de mis libros Siempre conté diez y nunca apareciste (1999), Cavando la tierra con tus sueños (2000), Un lugar por nosotros (2000 y 2006), y Las manos en alto (2004), publicados preferentemente en la editorial que me reconoce como poeta, como es Ediciones Calambur de Madrid.
No obstante, me gustaría recordar los pasos seguidos hasta la edición del libro-disco, un proyecto  que fue madurando tal como lo fuimos pensando en nuestras mentes, por lo que sin más recojo algunos apuntes de mi cuaderno:

22 de abril de 2003

Tasio Miranda pasa por la oficina y me deja una casete con canciones de mis poemas. Lo escucho y, aunque parece que es frágil –una voz y una guitarra–, hay un mundo que me desconcierta y me agrada. Ver mis palabras en una canción, escuchar mis versos en su voz me arrastra a una percepción nueva. Siento por momentos un leve escalofrío.

17 de Julio de 2003

De once a una del mediodía ensayo con Tasio Miranda la lectura de poemas y las canciones. Para ser la primera vez, todo fluye con naturalidad. Mi lectura es reposada, él canta con serenidad y fuerza, se ve que vive las canciones.

A últimos de 2003 dimos el primero de los conciertos, precisamente donde presentamos ahora el libro-disco, en esta biblioteca publica de la ciudad. Y en los años 2004 y 2005 recorrimos la geografía española definiendo ante todo sobre el escenario, pero también en los aviones, en los aeropuertos o en las horas muertas de los hoteles, la selección final de los poemas y canciones: desde los 25 cortes existentes elegimos unos 15, incorporando a finales de 2005 los poemas de Las manos en alto, tras el eco que obtuvo la interpretación de Tasio Miranda en el Ateneo de Madrid, con motivo de la presentación del libro.

21 de diciembre de 2005

Último ensayo con Tasio Miranda antes de entrar a grabar al estudio. Decidimos incluir los poemas y canciones de Las manos en alto.

En cuanto a los poemas, he de decir que me reconocen como poeta, pero en la grabación hay varios elementos originales que destacan la lectura que como autor hago de los textos. Creo que Tasio Miranda le ha dado un enfoque propio, el que pertenece al cantautor que se acompaña de su guitarra y su voz, a veces de su armónica, y ha logrado un resultado eficaz, sobrio, con una música serena y transparente, pero no demasiado retórica ni ornamental. Estamos hablando de cierto “aire cantábrico” que descubre con acierto estos textos intimistas o sociales, donde al principio es el propio poeta el que los lee y luego, con la misma melodía –como comprobarán si escuchan el disco–, es el músico quien toma el testigo para ampliar con su voz el efecto, la sonoridad y la difusión que adquiere la poesía convertida en canción, delante del lector que a su vez se convierte en oyente.

Este registro poético-musical esconde un trabajo y numerosas dudas que se fueron solucionando con tiempo. Recuerdo así que de la misma manera que el cantautor me sorprendía con la interpretación de los textos, a veces me desconcertaba al sentir cómo mutilaba alguna secuencia del poema, o cómo de una manera reiterada incorporaba el estribillo propio de la canción en detrimento de la musicalidad del poema. Quizá el músico pueda decir algo parecido, pero creo que ambos nos podemos dar por satisfechos, pues si el cantautor se ha adueñado de los poemas, el poeta se ha apropiado de su música, porque en el fondo la música confiere un nuevo sentido a los poemas que se reconocen en un ámbito más amplio que el que corresponde a la sola lectura de los mismos.

El mérito de este doble encantamiento se debe en exclusiva al poder de la palabra y de la música, a su adorno y acompañamiento, pues si la poesía se apropia de otras artes para ampliar su fuerza, el resultado final muestra un trabajo de carácter artístico donde se juntan palabra, música e imagen en una obra como Poemas y canciones, que mantiene el primer título dado en su día al proyecto –finalmente pensamos que no había por qué cambiarlo– en esta cuidada edición que honra a Agruparte y a su editor, Patxi del Campo, quien desde Vitoria-Gasteiz nos sorprende con sus ediciones de música.

Si una ciudad da la espalda a sus creadores son éstos quienes superan sus fronteras cuando se reconoce su trabajo en ámbitos internaciones. Y así como la música que acompaña a la poesía sirve para que la poesía salte del libro al formato del libro-disco, podría acabar mis palabras diciendo que Poemas y canciones se grabó en Vitoria-Gasteiz, con un música contenida, del norte –como repite uno de los poemas–, y muestra en un objeto artístico el eco que adquieren sus artistas, capaces de colaborar en estos proyectos que comienzan como un sueño y terminan transformándose en una realidad ante los lectores y oyentes, por lo que como autor de los poemas, a la vista del resultado final, no me queda más que agradecer la presencia de los que vinieron a los recitales y a los que creyeron en el proyecto, especialmente a los que tomaron parte en él.


Kepa Murua
Martes 16 de octubre de 2007
Biblioteca Pública Florida de Vitoria-Gasteiz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s