Instituto de Música, Arte y Proceso, Investigación

Seminario sobre Investigación

Durante el pasado 12 y 13 de enero de 2013, los estudiantes del tercer curso del Master de Musicoterapia del Instituto de Música, Arte y Proceso de Vitoria-Gasteiz, tuvieron el placer de escuchar y aprender de la mano de Carola Hérnandez aspectos conceptuales, metodológicos, estructurales… del campo de la investigación.

Paula Gimeno (licenciada en Historia del Arte y musicoterapeuta) comparte con nosotros estas líneas en las que nos habla de ello. ¡Gracias Paula!

investigacion

A menudo las palabras tesis, investigación, metodología y tantas otras vinculadas al ámbito académico más puro pueden llegar a asustarnos. La pasión inicial, aquella que nos empujó hacia los derroteros del saber científico, puede verse desbordada por un protocolo sin fin –cómo se busca la información, cómo la cito, cómo la enfoco- y caer en la desidia, paso previo a una rendición asegurada.

Pocos son los que no se dejan vencer y siguen hasta el final. Entre ellos está Carola Hernández, que en breves leerá su tesis doctoral en la Universidad de Aalborg, Dinamarca. Durante dos días nos habló de cómo dar las primeras pinceladas a un trabajo de investigación. Para ello empleó términos que abarcaban lo más sencillo y lo más complejo, siempre detrás de una sonrisa y de una seguridad que denotaba experiencia. Todo cuanto se dijo nos permitió disipar ciertos fantasmas que nuestra propia inseguridad había creado, pero si tuviese que elegir un solo concepto entre todos los que Carola propuso, éste sería Humildad, con mayúsculas.

Desgraciadamente, cuando alguien que pertenece al marco universitario -y más a estos niveles- insiste en que es la humildad la que nos convertirá en sabios –y que los libros, las gráficas y demás herramientas deben ir al servicio de la misma, y no convertirse en el escudo con el que defender el propio ego-, nos quedamos sorprendidos y a la vez reconfortados.

No todo está perdido: todavía existen las personas, y no los ombligos. Hay caras, nombres y dolores de cabeza reales tras esas montañas de información. Se insistió en la necesidad de ser humildes -auténtico reto académico- y es por ello por lo que he querido rescatar la Humildad en este escrito.

Ante la lección que Carola Hernández nos dio, sólo me queda añadir la máxima del dramaturgo francés Marcel Aymé (1902-1967): la humildad es la antecámara de todas las perfecciones. Así pues, empecemos nuestro camino por aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s